Como Los Embargos Ocurren en Kansas

En Kansas, un prestamista de hipotecas no puede quitarle la vivienda al propietario a no ser que registre un embargo, lo que es una demanda judicial en el Condado donde el propietario vive. En el pasado, la mayoría de los prestamistas registran la demanda de embargo cuando la deuda hipotecaria es por más de 3 meses.  Sin embargo, desde la crisis hipotecaria del 2008, los propietarios suelen llevar más de 3 meses de retraso en el pago de la hipoteca antes de recibir notificación de embargo.  Se necesita servir la demanda judicial al propietario.  Esto se ejecuta entregando la demanda judicial personalmente a cada individuo o propietario que es responsible de la deuda.  Esto se puede ejecutar también pegando una copia de la demanda judicial en la puerta de la última dirección que se conozca del propietatio y luego enviando una carta informando de que la demanda se ha servido y se ha pegado a la última dirección conocida.

Una vez que se le ha servido la demanda de embargo al propietario, dicho propietario tiene 21 días para registrar una respuesta por escrito en la corte del distrito donde la demanda se ha registrado.  Si no se registra tal respuesta en el plazo de los 21 días, el prestamista tiene derecho por fallo de ejecución de hipoteca; ésto da lugar a la venta del sheriff unos 30 días después del fallo de incumplimiento.  Normalmente, se tarda 60 días desde que se sirve la demanda de embargo hasta que se vende en subasta si el propietario no toma las medidas necesarias para  retrasar el proceso por ejemplo registrando una bancarrota.

En la venta de sheriff, la cual es una subasta pública que se realiza en los escalones del juzgado, la casa se vende al individuo que ha pujado más alto.  Las casas embargadas vendidas por bancos suelen venderse a un 60-80%  del valor de la propiedad, ya que se espera un descuento en dichas situaciones.

El propietario tiene derecho a estar en la casa 90 días después de la venta por subasta.  Durante este tiempo, el propietario tiene el derecho de redimir la propiedad, lo que quiere decir que puede quedarse con la casa si paga en efectivo el total de la cantidad a la que se havendido la casa en la subasta.  Si el propietario no entrega la cantidad total de la venta en subasta, el día 91 después de la subasta, dicho propietario deberá desalojar la vivienda ya que ahora pertenece a quien ha ganado la subasta.  Si el propietario no evacua serán sujetos a una accción de desalojo, lo que acarreará cargos y costs adicionales incluyendo “alquiler”  o  gastos de ocupación pasados los 90 días.

Si solo hay un prestamista de hipoteca, normalmente el propietario no debe a nadie después del embargo.  Esto no aplica con las hipotecas secundarias las cuales a no ser que pujen en la subasta, todavía se deben después del embargo.  El prestamista de segunda hipoteca pierde la propiedad y se convierte en un acreedor no asegurado el cual puede demandar al propietario y obtener una order judicial para embargar cuentas bancarias y propiedadees no-exempta para coleccionar la deuda debida.

El proceso de embargo se puede parar registrando una petición de bancarrota.  Al día que la bancarrota se registra una order de estancia entra en efecto y prohibe toda actividad de colección , incluyendo la venta por subasta de la casa.  No obstante, la bancarrota se tiene que registrar antes de que la subasta se lleve a cabo.  Una vez que la venta tiene lugar, ya no se puede parar los 90 días de derecho a redempción. Los propietarios pueden también parar el proceso de embargo poniéndose al corriente de los pagos de la hipoteca incluyendo pagos mensuales, cargos de interés, cargos de abogado al igual que otros gastos o costes incurridos por el prestamista.   En un capítulo 13 de bancarrota, el propietario puede pagar esta cantidad en un periódo de 3 a 5 años y continuar pagando los pagos de hipoteca.  Un capítulo 7 de bancarrota normalmente solo para temporal mente el proceso de bancarrota.

Este escrito proporciona información legal general y obviamente, no está detallado para su su especifica situación.  Por lo tanto no se debe tomar como asesoramiento legal.  Si usted tiene preguntas al respecto, debería consultar con una abogado con experiencia en bancarrota y/o leyes de embargo para que le asesore.

Categories