Cómo manejar la deuda tributaria

  • Cómo manejar la deuda tributaria

IMPUESTOS, IMPUESTOS, IMPUESTOS!!  Pocas palabras en inglés provocan tanto miedo y odio.  Como dijo Benjamín Franklin en 1789:  en este mundo no se puede decir que nada sea cierto, excepto por la muerte y los impuestos .”  Esto que era cierto hace 228 años en la época del Sr. Franklin, permanece igual al día de hoy.  Entonces, ¿qué es lo que usted debe hacer si está atrapado en las telarañas de deudas de impuestos?  Existen algunas opciones.   La primera es por supuesto que usted pague los impuestos.   Aunque parezca imposible de creer el IRS es actualmente bastante razonable a la hora de establecer un plan de pagos.  A menudo, el IRS acuerda a perdonar el interés por pagos atrasados y también puede dar un interés muy bajo en un plan de pago. (3% por año) si usted acuerda pagar el plan de pagos y lo hace.  Si usted es un deudor asiduo, el IRS puede que no le ofrezca esto.

 

Usted puede intentar  una oferta de compromiso de impuestos.  Esto típicamente se hace cuando el individuo debe mucho dinero en impuestos.  El IRS normalmente pide $186 de honorario de corte para el registro de la oferta.  Hay muchos formularios que se deben completar – probablemente  debería contratar a un contable o abogado de impuestos  para completar y registrar la oferta en compromiso.   Pero, si usted ha sufrido un reducción significante en su ingreso, por lo que le es imposible pagar la deuda, esta opción puede que sea buena para usted y le interese investigarla.

Otra opción es el declararse en bancarrota para lidiar así con la deuda de impuestos. Los consumidores registran dos tipos de bancarrotas – Capítulo 7 y Capítulo 13.  Ambos capítulos lidian con los impuestos  de forma parecida pero hay una diferencia importante.  Ambos tipos de bancarrota descargarán impuestos antiguos – generalmente deudas de impuestos que se deban en declaraciones de hacienda  más antiguas que 3 años.  No obstante, le avisamos que hay muchísimas excepciones a la regla de los 3 años.  Un capítulo 7 no sirve para situaciones en que los impuestos que no se pueden perdonar debido a una de esas excepciones  y también para  impuestos más nuevos.  Una vez terminado el Capítulo 7  usted deberá acordar un plan de pagos con el IRS para pagar los impuestos que no se hayan podido eliminar en su caso de Capítulo 7. No obstante, si su deuda de impuesto es antigua, tiene sentido registrar un Capítulo 7 para descargar o eliminar lo más posible de la deuda – y después acordar con el IRS un plan de pagos para pagar la deuda no eliminada.

Un caso de Capítulo 7 puede que haga más fácil la creación de un plan de pagos con el IRS ya que ellos se dan cuenta de que usted está  pasando por una situación financiera difícil y no es que usted no lo quiera pagar.

Un caso de Capítulo 13 funciona muy parecido a uno de Capítulo 7  pero además le permite a usted pagar la deuda que no se vaya a eliminar a través de pagos al fiduciario de la Corte, el cual una vez tenga su pago, lo envía al IRS.  Las ventajas de este arreglo de pago es que está documentado por la oficina del fiduciario de la corte, no hay penalidades adicionales ni intereses acumulándose, usted no tiene que lidiar con el IRS ya que su abogado lo hace por usted, y puede hacer el plan de pagos a hasta 5 años  y además se puede eliminar otras deudas tales como tarjetas de crédito y facturas médicas al mismo tiempo.   Y, esto se realiza a un costo relativamente bajo. El Capítulo 13 le permite también pagar a su abogado a través de la oficina del fiduciario  en ese período de 5 años.  Consecuentemente, el Capítulo 13 es una opción muy muy popular lidiando con las deudas de impuestos y tenemos muchos clientes que registran este tipo de bancarrota simplemente por motivos de impuestos.  Si además se añade el poder eliminar otras deudas, el Capítulo 13 es una buena manera de volver a alcanzar una base financiera sólida.

Categories