Estafas de acreedores

  • Estafas de acreedores

Recientemente, he escuchado a varias personas decir que han recibido llamadas telefónicas que amenazan el enjuiciamiento penal a menos que llamen y hagan arreglos de pagos.  Entonces, hace unos días, recibí una llamada telefónica que decía que hay acusaciones serias contra mí y que debo volver a llamar para discutir esto antes de que se tomen acciones legales contra mí.  Esto es una estafa.  Desafortunadamente, a veces funciona.

La llamada es muy amenazadora, por lo general, pre-grabada y deja un número para llamar de nuevo.  Sin embargo, esta no es una táctica de colección válida.  Las llamadas de acreedor, o los intentos de cobro por parte de terceros no son asuntos criminales.  Usted no puede ser arrestado, como un intento de cobrar una deuda, y a los acreedores no se les permite usar a la policía u otra aplicación de la ley para ayudar en la recaudación de deudas.  Estas tácticas de miedo por lo general ni siquiera vienen de acreedores legítimos.  Hay muchas estafas y simplemente están tratando de asustar a la gente para que proporcionen cuentas bancarias o la información de tarjetas de crédito con el fin de estafar.

Por favor, no caigas en estos métodos ilegales.  Cualquier acreedor legítimo o cobrador de deudas debe ser capaz de proporcionar información básica sobre cualquier cuenta, incluyendo a quién se adeuda la deuda, un número de cuenta y un saldo.  Deben poder darle un número de teléfono y una dirección física.  Deben poder proporcionarle el nombre de la compañía y el nombre de la persona que está hablando.  Sin esta información básica, usted debe sospechar de esas llamadas, y usted no debe proporcionar ninguna información financiera. Si, llega el momento, que usted tiene la desgracia de estar involucrado en un asunto criminal, usted no será notificado por una llamada automática.

El proceso criminal es muy diferente, y usualmente implica una orden judicial o una citación.  Ninguno de los cuales son enviados por teléfono, pero ambos son muy serios.

Lo que todo el mundo necesita saber es que hay reglas que hay que seguir para que los acreedores puedan cobrar deudas.  Usted no tiene que saber todas esas reglas, pero usted debe ser cauteloso de llamadas telefónicas que amenacen la acción criminal o cualquier persona que le contacte por teléfono que no pueda proporcionar la información simple de la cuenta y del acreedor.

Categories