¿Qué debo esperar en mi audiencia del 341, aka “reunión de acreedores”?

  • ¿Qué debo esperar en mi audiencia del 341, aka "reunión de acreedores"?

Cada caso de bancarrota del consumidor requiere por lo menos un viaje al juzgado para algo llamado sección audiencia 341, o más comúnmente, una “reunión de acreedores”. A principios de mi carrera, tuve un problema con varios clientes en un lapso de tiempo corto  simplemente no aparecían para esta audiencia, que se requiere para los deudores.  Se solucionó, sin embargo – la respuesta que recibí fue interesante:   no creían que necesitaban asistir ya que era una “reunión de acreedores” y el deudor claramente no es un acreedor.  Tiene sentido, sí, pero el deudor debe asistir.  Aún más irónico, sin embargo, es el hecho de que los acreedores raramente asisten a la “reunión de acreedores” en casos de consumo.  Probablemente debería ser re-nombrada como la “reunión del deudor y fideicomisario” porque éstos son lo que normalmente aparecen.  Los acreedores tienen derecho a presentarse en la reunión y cuestionar al deudor, pero yo diría que el 95% de las veces, no hay ningún acreedor presente.  La razón es porque en general no es económico para el acreedor enviar un representante a estas reuniones.

¿Cuánto duran estas reuniones?

Estas reuniones son realmente dirigidas por la oficina del Fiduciario de los Estados Unidos en cada distrito.  Están programados a través de la corte de bancarrota, pero son la responsabilidad del Fiduciario de Estados Unidos el llevarlas a cabo.  En Missouri, el Fiduciario de los Estados Unidos tiene 60 minutos de duración para cada una de las reuniones de acreedores para casos de capítulo 7.  En general, hay  10 casos programados para cada audiencia.  En Kansas, las reuniones del capítulo 7 son sólo de 30 minutos de duración, pero sólo se programan 6 casos.  Si usted hace las cuentas, eso significa que cada caso se asigna aproximadamente 5 minutos para una audiencia.  Si la audiencia de un caso va a tardar más de unos 20 minutos en completarse, como un caso complicado o uno que involucre a un negocio, esos casos pueden obtener un tiempo de audición especial.  Los casos del capítulo 13 son similares, pero son conducidos por el Fiduciario del capítulo 13 del distrito.  En Kansas, el capítulo 13 las reuniones de acreedores duran 60 minutos y se asignan 10 casos.  Para Missouri, la oficina del Fiduciario los programa para una hora o 90 minutos.  Puede haber hasta 30 casos en un expediente de la reunión de los acreedores del capítulo 13 en Missouri, pero se llevan a cabo usando 2 cuartos simultáneamente.  Independientemente de si se trata del capítulo 7 o del capítulo 13, ya sea en Kansas o en Missouri, una típica reunión de acreedores de casos de bancarrotas de consumidores sólo tomará de 5 a 10 minutos – no son particularmente largas.

 

Entonces, ¿qué pasa exactamente en una reunión de acreedores?  En cada reunión de acreedores, el Fiduciario comprobará la identificación de la foto del deudor y una segunda pieza de identificación que muestre el número completo de seguro social del deudor (piense en la tarjeta de seguro social o formulario W-2 emitido por un empleador).  El Fiduciario le tomará juramento al deudor. Acto seguido, el Fiduciario normalmente le hará unas preguntas estándar al deudor..  En Kansas, esas preguntas son hechas en realidad por el abogado del deudor en lugar del Fiduciario.  Algunas de las preguntas son:

Indique su nombre para el registro

  • ¿Se encuentra todavía en la misma dirección que aparece en su petición?
  • ¿Firmaste los documentos que fueron presentados ante la corte?
  • ¿Leíste los documentos antes de firmarlos?
  • ¿Conoce personalmente la información contenida en los documentos?
  • ¿Es esa información verdadera y correcta a su mejor conocimiento y creencia?

Hay varias preguntas estándar adicionales que se hacen a todos los deudores, pero son preguntas sencillas.

Después de las preguntas estándar, el fiduciario puede tener algunas preguntas para preguntar sobre el caso en particular.  Por ejemplo, si el deudor es dueño de una propiedad que no puede ser protegida por el deudor con una exención, el fideicomisario puede preguntar sobre su condición o valor a la determinación de esa propiedad para ver si vale la pena tratar de vender para recuperar algo de dinero para los acreedores.  Un ejemplo sería un viejo barco de esquí.  Si el barco tiene 20 años y no ha sido utilizado en 10 años, y el remolque tiene llantas planas y se ha expuesto al clima, por lo que está en condiciones horribles, el fiduciario puede simplemente “abandonar” el interés en el barco porque no tiene sentido económico el tratar de venderlo.

Una vez que el Fiduciario ha terminado de preguntar al deudor, el Fiduciario  preguntará si hay algún acreedor que desee hacerle preguntas al  deudor.  Como se indicó anteriormente, en el 95% de las veces, no hay ningún acreedor presente.  Sin embargo, si lo hay, entonces ese acreedor puede tomarse unos minutos para hacer preguntas.  Si el acreedor toma más de 10 minutos, el Fiduciario generalmente suspenderá el interrogatorio y le aconsejará al acreedor que programe una deposición separada, denominada “examen de la regla 2004”.  Una vez que todo el interrogatorio haya concluido, el Fiduciario “concluirá” la audiencia.  En algunos casos, el Fiduciario terminará por “continuar” la reunión de acreedores, lo que significa que se programará otra reunión para el futuro cercano (generalmente de 2 a 4 semanas desde la primera reunión).  A menudo esto se hace cuando el Fiduciario ha solicitado al deudor documentos adicionales porque tenga  más preguntas y quiera hacer una revisión una vez tenga los documentos adicionales solicitados.  La buena noticia es que probablemente  en el  75% de las veces, esas reuniones no son necesarias, especialmente cuando el deudor es diligente y  proporciona los documentos adicionales de inmediato facilitando así que el Fiduciario tenga suficiente tiempo para revisarlos antes de la fecha de la segunda audiencia.

Los abogados de W M Law, siempre aparecemos en las reuniones de los acreedores con nuestros clientes.  En general, pedimos a nuestros clientes que lleguen 10 minutos antes de la reunión para que podamos  informarles bien. Luego, nos reunimos con ellos de nuevo inmediatamente después de la reunión para informarles bien acerca de  la reunión y responder  cualquier pregunta que tengan.  También, llamaremos uno o dos días antes de la reunión para recordarle la fecha de la reunión, decirle  qué traer y para contestar  cualquier pregunta que usted pueda tener.  Aunque estas reuniones pueden sonar aterradoras, la gran mayoría del tiempo, la reunión de acreedores es simplemente una formalidad que nuestros clientes deben completar y el comentario más común que recibimos después es “eso no fue tan malo después de todo”.

Categories