¿Debo cerrar mi pequeña empresa si quiero declararme en bancarrota?

February 10, 2020
¿Debo cerrar mi pequeña empresa si quiero declararme en bancarrota?

Presentamos un escenario muy común: nuestro cliente viene preparado para solicitar protección por bancarrota. Él opera una LLC de un solo miembro o tal vez la LLC tiene dos miembros: esposo y esposa. El negocio no continuará operando porque no es rentable. ¿Debería disolver la empresa?

La respuesta puede ser que sí, y deberíamos discutir esto una vez que tengamos un plan para declararse en bancarrota. A menudo, los propietarios de la LLC o corporación preparan una breve resolución en la que aceptan disolver. Luego tienen que seguir las leyes estatales de Kansas o Missouri para cerrar el negocio (u otro estado si el negocio fue organizado o incorporado allí). Disolver un negocio es un conjunto de asuntos relativamente fácil y podemos y estamos dispuestos a ayudar con este proceso.

En Missouri, por ejemplo, se debe emitir un aviso de liquidación de empresa ante el Secretario de Estado si opera una LLC. Ese documento se archiva por una tarifa.  Los miembros de la LLC deben votar para que se lleve a cabo dicha disolución.. Eso podría hacerse, especialmente en el caso de una LLC de un solo miembro, con una resolución unánime.

La ley estatal rige cómo deben administrarse los activos restantes (a menos que los activos sean administrados primero por un administrador o fiduciario de bancarrota). Cuando esto se establece, los acreedores deben recibir un aviso por escrito de como presentar un reclamo. También hay artículos de terminación de negocio que se pueden presentar (por una tarifa) para disolver oficialmente su compañía..

¿Por qué disolver el negocio primero? Depende de cuáles son tus objetivos. Si el objetivo es continuar operando el negocio, puede decidir entre continuar el negocio en su estado actual o disolverlo y comenzar de nuevo. Pero si ha decidido dejar de administrar el negocio porque no está ganando dinero, puede hacerlo antes de la bancarrota y proporcionar una explicación al administrador sobre cómo se manejaron los activos del negocio y cuáles son las deudas, si las hay.

Formar una LLC o incorporar una empresa es bastante simple. Muchas personas pueden hacerlo con la modesta asistencia de un abogado. Disolver un negocio también es bastante simple. Es parte de nuestro objetivo general maximizar su salud financiera. Si tiene un negocio que está pensando en disolver y está contemplando una declaración de bancarrota, hable con uno de nuestros abogados para que lo ayude a planificar el orden en el que se realizarán estos pasos.