La honestidad es siempre la mejor política en casos de bancarrota

October 30, 2020
La honestidad es siempre la mejor política en casos de bancarrota

 

Recientemente hablé con un candidato potencial a la bancarrota. Fueron agradables, pero no demasiado comunicativos. La conversación iba bien hasta que recomendé una fecha para una posible presentación y el candidato mencionó que tenía que deshacerse de algunos bienes. Pregunté cuáles eran y la respuesta fue, en efecto, “no es asunto tuyo”.

Lamentablemente, era asunto mío y, por eso, no podía aceptar representar a esta persona sin conocer ninguna transferencia. ¿Por qué es esto?

Primero, toda la documentación de la bancarrota se presenta y archiva bajo pena de perjurio. No puede mentir en  los documentos, y eso incluye no revelar las transferencias de activos en los plazos previos a la quiebra que se plantean en determinadas preguntas.

La bancarrota es un ajuste de la relación deudor-acreedor y, a cambio de reorganizar las deudas o cancelar las deudas, usted debe revelar información sobre sus activos, acreedores, presupuesto e historial financiero. Una de las razones de esto es asegurarse de que los deudores no se limiten a regalar todos los activos antes de presentar la declaración para ocultarlos a los acreedores. Ese tipo de ocultación podría resultar en la denegación de la descarga de la bancarrota;  esto  es el peor resultado que podría tener un deudor, además de enfrentar cargos penales por fraude por bancarrota.

Gran parte de la información contenida en la documentación de la bancarrota se encuentra en el sistema de honor, y confiamos en que nuestros clientes sean sinceros y veraces en su documentación para evitar una mayor investigación por parte de un fideicomisario de quiebras, el fideicomisario de los Estados Unidos o el juez de bancarrotas. Si estas partes descubren que la información que el deudor juró en su documentación es incorrecta, esto puede causar grandes problemas.

Como abogados de los deudores, también juramos que llevamos a cabo investigaciones razonables. Si notamos, por ejemplo, que declaraciones de impuestos recientes mostraban intereses hipotecarios pagados, pero no hay una casa listada como activo, tendríamos que preguntarnos por qué. En W M Law, tenemos una buenísima reputación que nos hemos ganado durante más de 20 años y que no queremos perderla por ayudar a un cliente a encubrir una mentira.

Hacemos preguntas en el proceso de preparación de una bancarrota porque las preguntas son necesarias para ser honestos y completos al completar la documentación de la bancarrota. Miles de clientes estarían de acuerdo en que valió la pena divulgar todo honestamente para comenzar de nuevo o completar una reorganización de deudas. Si alguien no quiere revelarnos información, no tiene por qué hacerlo, pero no podemos ser sus abogados ni declararlos en quiebra.

Si tiene inquietudes sobre algo que tendrá que divulgar en caso de bancarrota, hable con nosotros y podemos ayudarlo a explorar sus opciones. Eso puede incluir vender un activo antes de la bancarrota o tomar algún otro paso necesario. Siempre que estas transacciones sean divulgadas y contabilizadas, casi siempre puede proceder con una declaración de bancarrota y estar bien. El no declarar todo a su abogado o a los tribunales es grave es mucho peor que cualquier cosa a la que se arriesgaría si se queda en silencio y espera que nadie se entere. Cuando conocemos todos los hechos relevantes, podemos estar a la altura de nuestro lema y estar aquí para ayudarle.