La nueva legislación de bancarrotas tiene como objetivo ayudar a los deudores en quiebra.

Con una legislación importante y un conflicto partidista, el Congreso no siempre se toma el tiempo para revisar la legislación sobre quiebras o bancarrotas. Cuando lo hace, sin embargo, ha tomado algunas medidas para hacer que la bancarrota sea un poco menos onerosa para los deudores.

El presidente Trump recientemente firmó una legislación de bancarrota aprobada por el Congreso. El resumen de cada acto es el siguiente:

 

  1. Con vigencia inmediata, las familias agrícolas con una deuda de hasta $10 millones pueden proceder con una bancarrota de reorganización agrícola del Capítulo 12. Anteriormente, el límite de deuda era de $ 4,4 millones. Eso parece una enorme cantidad de dinero para la mayoría de los deudores de consumo, pero para los agricultores con operaciones más grandes y equipos y garantías muy seguros, ese número impidió que muchos agricultores usaran el Capítulo 12. Habrían tenido que proceder en reorganizaciones del Capítulo 11 más complejas y costosas o arriesgarse a perder sus granjas.

También es efectivo de inmediato, que los veteranos que reciben pagos por discapacidad no tienen que contar ninguno de estos pagos por discapacidad en las pruebas de medios o  de “ingresos disponibles”. Tenga en cuenta: si se encuentra en una bancarrota actual y anteriormente tuvo que contar estos pagos por discapacidad para su ingreso disponible, debería contactarnos para analizar la posibilidad de desestimar su caso y volver a presentarlo. Además, recuerde que algunos veteranos discapacitados no necesitan completar test de prueba de medios en un  Capítulo 7.

 

  1. El Capítulo 11 ayuda a las empresas a reorganizarse. Pero un capítulo que prevea reorganizaciones para grandes empresas como Enron, General Motors y Lehman Brothers y pequeñas empresas no siempre tiene sentido. Las reglas deberían ser diferentes para las pequeñas empresas. Las nuevas reglas, que entrarán en vigencia el próximo mes de febrero, permitirían a las empresas con menos de $ 2.7 millones en deudas saltarse algunos obstáculos administrativos y avanzar rápidamente en el proceso. El nuevo subcapítulo requiere que el deudor presente un plan dentro de los 90 días, nombra un administrador permanente como los casos del Capítulo 13, permite ajustes a las hipotecas en la residencia principal del deudor si el préstamo estaba relacionado con el negocio e insiste en un plan pagar todos los ingresos disponibles durante 3 a 5 años, como un plan de Capítulo 12 o 13.

Finalmente, la última actualización involucra transferencias preferenciales, que los fideicomisarios (y comités para acreedores no garantizados) a veces buscan recuperar el dinero pagado a acreedores específicos en los meses previos a la presentación de la bancarrota. Las nuevas reglas requieren que el fiduciario realice la debida diligencia sobre posibles defensas a las acciones de recuperación de preferencias, y requiere que se presenten demandas por $ 25,000 o menos en el distrito donde se encuentra el acusado.

 

La  ley de bancarrota cambia constantemente y puede continuar cambiando. Para preguntas sobre estos cambios o cualquier otra pregunta sobre la ley de bancarrota, hable hoy con uno de nuestros abogados  de W M Law expertos en bancarrota.

Categories