¿Puede un solo cónyuge declararse en bancarrota?

A menudo me reúno con parejas casadas y a menudo me preguntan: “¿Se nos exige a ambos declararnos en bancarrota?” La respuesta a esa pregunta depende de varias variables y, por lo tanto, por lo general les contesto “depende”.

Si ambos cónyuges tienen una deuda significativa, ya sea conjunta o individualmente, por lo general, ambos cónyuges se declaran en bancarrota conjuntamente.

Si toda, o un porcentaje significativo de la deuda está a nombre de un solo cónyuge, podría tener sentido que solo ese cónyuge se declare en bancarrota. Esto sería especialmente cierto si el cónyuge que no presenta la declaración posee individualmente un activo significativo que terminaría siendo no exento en la bancarrota.

Si los cónyuges poseen conjuntamente un activo importante con capital no exento y solo uno de ellos tiene deuda, sería lógico que dicho cónyuge se declarara en quiebra de manera individual, ya que podría resultar en que una menor cantidad del capital no exento esté disponible para los acreedores en la bancarrota. Si el ingreso bruto familiar combinado supera el umbral de la Prueba de medios, podría tener sentido que solo un cónyuge se declare en quiebra, ya que la Prueba de medios se basará en los ingresos brutos del cónyuge que presenta la declaración y en el ingreso neto del cónyuge que no presenta la declaración. Esto sería especialmente cierto si el cónyuge que no presenta la declaración no tiene mucha deuda a su nombre y / o tiene ingresos brutos significativos, pero también tiene importantes deducciones de la nómina (impuestos, manutención de los hijos, seguro, jubilación, etc.).

Aunque es raro, incluso hay situaciones en las que uno de los cónyuges registra una bancarrota del capítulo 7, mientras que el otro cónyuge presenta una quiebra del capítulo 13. Si no está seguro de si tiene sentido que usted y su cónyuge se declaren en bancarrota, reúnase con uno de nuestros abogados para averiguar cuáles son sus opciones.

 

Categories